4/2/10

ROLLITOS DE PASTA FILO CON NUECES Y CANELA.





Este es uno de mis postres favoritos. La pasta filo es una masa muy fina que queda crujiente y para mi gusto esta deliciosa. Reconozco que es un poco difícil de encontrar pero merece la pena buscarla, yo la compro en Makro el supermercado de mayoristas de la hostelería pero también la venden en los supermercados del Corte Inglés, bueno y después de haber hecho la correspondiente propaganda vamos a lo nuestro que es cocinar.



Ingredientes:



Para 16 pastelillos.



-8 hojas grandes de pasta filo.



-150 gr. de nueces finamente picadas.



-2 o 3 cucharadas de las de café de canela molida.



-80 gr de mantequilla fundida.



-1 palito para pinchos.







** Jarabe



-100 ml de agua.



-200 ml de azúcar.



-2 cucharadas soperas de Fleus D´oranger de la marca vahiné si no lo encontráis puede servir agua de azahar.



-1 cucharada sopera de jugo de limón.





Preparación:





Proteger el lugar de trabajo con papel de horno .



Coge una hoja de pasta filo y con mucho cuidado, porque son super finas, pinta la mitad con un pincel y con la mantequilla fundida. Dobla la hoja por la mitad y tendrás un rectangulo vuelve a pintar con mantequilla y vuelve a doblar así conseguiremos un mayor espesor de la pasta filo.



En un bol aparte junta las nueces picadas y la canela. Salpica ligeramente el rectángulo con la mezcla anterior. Pon en el extremo a enrollar el palito de madera y enrolla empezando por las puntas en dirección al centro. Cuando tengas hecho el rollo, retira el palito y haz rodar unas cuantas veces el rollo para que se pegue bien el relleno a la pasta filo.

Corta el rollo en dos con un cuchillo afilado o en tres si quieres porciones más pequeñas.

Disponed todos los rollitos en la placa del horno encima de un papel sulfurizado untado con un poco de mantequilla. Hornear durante 20 minutos 200 º hasta que estén dorados tened cuidado no se os quemen cogen color pronto.

Mientras preparad el jarabe. En una cacerola pon el agua y el azúcar, deja que hierva y cuando empiece a espesar retira del fuego. deja enfriar.

Cuando saques los pastelitos del horno riégalos generosamente con el jarabe, no tengáis miedo de poner mucho porque el jarabe se absorbe enseguida.

Puedes decorar con pistachos picados o almendras troceadas.


Mi pequeño secreto: yo le añado chocolate con leche ( a veces negro) rallado antes de enrollarlos por encima de las nueces picadas y están de muerte. Otras veces si no tengo chocolate les añado un poco de jarabe a la mezcla de canela y nueces picadas y también me gusta como queda están más melosos por dentro.